.
.

.

Alerta Agrometeorológica por heladas entre las Regiones de Coquimbo y del Biobío


La Dirección Meteorológica Agrícola informa que debido a la incursión de un sistema frontal que ocasionará precipitaciones del tipo agua nieve y nevadas en sectores altos, y que posteriormente dará paso a una masa de aire polar, se espera que desde el domingo 16 hasta el lunes 17 de julio se produzca un descenso en las temperaturas mínimas:

Los detalles de los rangos de temperatura esperados se presentan a continuación:

De acuerdo a las temperaturas mínimas previstas, los agricultores debieran considerar algunas medidas de prevención o mitigación de daños por las bajas temperaturas. Estas recomendaciones son válidas tanto para zonas interiores como costeras, dependiendo al rubro que se dedique cada agricultor:

1.- El ganado debiera permanecer estabulado durante las noches y las mañanas. Se debiera revisar, y reparar en caso necesario, los establos o instalaciones donde permanecen los animales, a fin de evitar filtraciones de agua y aire.

2.- De manera similar, para evitar daños en especies cultivadas en invernaderos, éstos debieran estar en buenas condiciones. Adicionalmente pueden ser reforzados con doble pared o doble techo.

3.- En el caso de hortalizas al intemperie,  es recomendable cosechar aquellas especies que puedan ser dañadas en su etapa final de desarrollo. Es conveniente proteger almácigos y especies en crecimiento que puedan ser afectadas. En caso de utilizar algún sistema de cobertura plástica o túnel, se debe cubrir completamente el cultivo, evitando dejar  aberturas o filtraciones por donde se intercambie el aire. Se debe poner atención a la abertura y cierre diario de este tipo de sistemas. Al igual que en invernaderos, se debiera procurar un cierre temprano que facilite la acumulación de calor, mientras que la apertura puede realizarse una vez que haya pasado el peligro de helada.

4.- En frutales de hoja siempre verde, considerar un método de control activo de heladas. Recordar que el Palto Hass es uno de los frutales más sensibles, con una temperatura crítica de -1°C.

5.- Los frutales de hoja caduca que estén iniciando su desarrollo, podrían verse afectadas siempre y cuando las temperaturas sean más bajas a la temperatura crítica de la especie. A modo de ejemplo, en las primeras fases de la brotación de ciruelo, los daños pueden iniciarse con temperaturas entre -5 a -10°C. Independiente de lo anterior, una vez terminado el evento de heladas, se debiera revisar el huerto y evaluar el grado de daño para planificar medidas paliativas.