.
.

.

Declaración pública del Diputado Rosauro Martínez


Frente a los antecedentes entregados por vuestro medio de comunicación sobre la pensión de inutilidad de segunda clase, debo manifestar lo siguiente:

– No existe ninguna ilegalidad en lo supuestamente denunciado. Así lo establece la Contraloría General de la República en el dictamen 65.163 del 2 de noviembre de 2010 donde resuelve que: “los titulares de una pensión de retiro por inutilidad de segunda clase, únicamente se encuentran impedidos de ejercer cargos remunerados en las instituciones dependientes del Ministerio de Defensa Nacional, incompatibilidad que no se aplica a los casos en que éstos perciban sueldos u honorarios en otros organismos de la Administración del Estado”.

– Los tratamientos médicos son parte de la privacidad personal.

– Si alguien cree que existe algún delito debe denunciarlo a la Justicia, sino, queda claro que es sólo una manera de tener tribuna en plena campaña electoral parlamentaria y, más aún, una forma de seguir dividiendo a nuestro país aprovechándose  de difundir interpretaciones en una fecha sensible para todos.