.
.

.

Pescadores artesanales del país se reunieron con senador Quinteros por Proyecto de Modernización


Hasta el Congreso llegaron, una vez más, pescadores artesanales de Arica, Melipilla, Valparaíso, Concepción, Puerto Montt y Chiloé para demostrarle al senador Rabindranath Quinteros, que la preocupación por el proyecto de Modernización, impulsado por la Subsecretaría de Pesca es transversal entre los hombres de mar. Por eso solicitan se le quite la suma urgencia y se vuelva a discutir, pero esta vez, con todas las partes involucradas.

“Esta es una clara señal para los que quieren hacer creer que es sólo una región a la que va dirigido el proyecto. Con esto quedó demostrado que la medida no fue consensuada con las bases, así que por lo tanto es necesario que ésta vuelva a la Comisión de Pesca de la Cámara de Diputados y sea nuevamente analizada”, sentenció la dirigente de Fedepes Biobío, Sara Garrido.

Y es que los pescadores acusan un desconocimiento generalizado de los hombres de mar respecto al contenido del proyecto. “Hace dos semana atrás, en una reunión que tuvimos con el senador en Ancud, recién nos enteramos en qué consistía y le preguntamos por qué se tardaron tanto en bajar la información a las caletas”, detalló Pablo Oyarzo, presidente de la Mesa de Marea Roja de Ancud, que reúne 53 organizaciones afines.

Esta situación se replica a lo largo de país. Un ejemplo de ello, es lo que ocurrió en Mejillones donde el presidente de la Asociación Gremial de Pescadores Artesanales de Cerco, Gabriel Ramos, fue quien tomó la medida de recorrer los alrededores de Antofagasta para dar a conocer a los pescadores las implicancias que tendrá la iniciativa para el sector. “En el norte no hubo difusión del tema, yo tuve que informar a los pescadores de Tocopilla y Taltal que las multas eran millonarias, por ejemplo”.

En la reunión, además, se les entregó a los pescadores las modificaciones adoptadas por la Subpesca, en relación a los 13 puntos de mayor controversia para los hombres de mar y donde éstos exigían garantías y mayores especificaciones en las temáticas de fiscalización, sanciones y multas.

“Queremos modificaciones reales pero la mayoría del proyecto está intacto. Rechazamos la idea que las sanciones dependan del criterio de cada funcionario,  queremos que este estipulado cómo y para quién van dirigidas. Eso es un ejemplo de la ambigüedad del proyecto que deja aún más desamparados a los pescadores, a los pequeños comercializadores o plantas procesadoras”, detalló Sara Garrido.

Por el momento, los artesanales se mantendrán en Valparaíso y mañana se les viene una jornada igual de compleja. “Nos quedaremos para estar presentes en la Comisión de Pesca del Senado. Hemos hablado con diferentes parlamentarios para concientizarlos y que no cometan el error de aprobar un proyecto que perjudicará directamente a nuestro sector”, agregó Guido Rojas, dirigente del sindicato de Tripulantes Artesanales de Arica.

Para finalizar los dirigentes hicieron un llamado a los candidatos presidenciales a poner entre sus prioridades modificar la Ley de Pesca y así redimir, de alguna forma, el empobrecimiento en el que están inmersas las caletas a lo largo de todo el país.