.
.

.

TET Biobío presentó sus cuatro desafíos durante lanzamiento en INACAP Concepción-Talcahuano


Concepción-Talcahuano, octubre de 2017. Reunir a emprendedores con las grandes industrias regionales es el objetivo del Torneo de Emprendimiento Tecnológico, organizado por la Universidad de Concepción y la Universidad Tecnológica de Chile INACAP Concepción-Talcahuano, a través de la Dirección de Innovación, fue adjudicada como parte de la línea de financiamiento de Torneos Tecnológicos de Corfo, por 70 millones de pesos.

El Director Académico de INACAP Concepción-Talcahuano, Ernesto Paredes, explicó que esta es una muy buena alianza, que permite generar valiosos espacios colaborativos, “en especial porque va a ser un aporte para los estudiantes, ya que muchos sienten que tienen que terminar su carrera para después emplearse, pero con este torneo les permitimos visualizar con más facilidad que también está la opción de emprender”.

La mirada fue compartida por el Director de Investigación y Creación Artística, Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo, de la Universidad de Concepción, José Becerra, quien sostuvo que “este trabajo colaborativo es algo nuevo e interesante porque vincula a dos instituciones de prestigio de la zona. Esperamos que esto sea el inicio de proyectos en conjunto donde los beneficiados sea la Región del Biobío y los estudiantes y emprendedores”.

Son cuatro los desafíos propuestos por el torneo. El primero de ellos es la Reutilización Tecnológica, idea que fue aportada por Essbio; Mobiliario Inteligente, desafío presentado por Masisa; Robótica Personalizable, desafío liderado por Camanchaca; y Tecnología en Salud, propuesto por BioHiC.

Según detalló el coordinador del torneo de emprendimiento, Jaime Saavedra, a pesar de que el principal objetivo es generar vínculo entre empresas, emprendedores e instituciones académicas, se espera que los participantes logren conformar un emprendimiento y establecer una relación comercial perdurable con las empresas que auspician el torneo. “Ese es el objetivo que nos va a indicar el éxito del torneo”, aseguró.

Con respecto a la selección de los desafíos de TET Biobío, Jaime Saavedra explicó que se hizo un trabajo de visita a las empresas de la Región y se les planteó la idea del torneo, “les contamos lo que queríamos conseguir y les dijimos que queríamos que ellos plantearan las problemáticas de sus operaciones, para nosotros usarlas como base para buscar soluciones”.

Con altas expectativas asegura estar la líder de Masisa Lab I+D, Lorena Martínez, quien sostuvo que “si bien los desafíos son concretos en el nombre, son muy abiertos en las soluciones. Hoy los usuarios habitan en ambientes inteligentes, estamos en contextos digitales donde las personas buscan que el mobiliario sea lo más práctico posible. Posiblemente en este torneo van a surgir soluciones que desconocemos, y qué mejor que esto sea de la mano de los millennials. Esperamos que nos sorprendan”.

Entre los estudiantes que estuvieron presentes en el lanzamiento estuvieron Matías Valenzuela y Ricardo Ruiz, ambos de Ingeniería en Construcción, quienes valoraron la oportunidad de desarrollar ideas. “Los desafíos me parecen muy interesantes, espero poder generar alguna solución que se relacione con mi área de estudio para poder aplicar mi conocimiento”, afirmó.