.
.

.

Las células madre ofrecen esperanza a los pacientes con Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC)


– Ensayos en etapas tempranas han demostrado prometedores resultados en la terapia basada en células madre mesenquimáticas para tratar el tejido pulmonar dañado por enfermedades respiratorias.

-La EPOC se presenta, en su mayoría, en las personas que fuman o solían hacerlo.

Santiago, 17 de octubre de 2017.- En una colaboración entre el Imperial College de Londres y la Universidad de Hong Kong (HKU), científicos demostraron que las células madre mesenquimáticas pueden reducir algunos de los daños observados en las células pulmonares humanas deterioradas por el humo del cigarrillo.

En un reciente artículo publicado en el Journal of Allergy and Clinical Immunology, un equipo dirigido por el doctor Pank Bhavsar y el profesor Fan Chung, del Instituto Nacional del Corazón y del Pulmón, investigó el efecto del tabaco sobre las células del músculo liso extraídas de los pulmones de personas.

Los científicos observaron que en los tejidos expuestos al humo del cigarrillo-que contiene radicales libres que pueden dañar las células por estrés oxidativo-, las mitocondrias se volvieron más lentas y menos eficientes en la producción de energía. Estas células dañadas también eran más propensas a cometer “suicidio celular”, en un proceso llamado muerte celular programada o apoptosis. Encontraron que cuando estas células pulmonares expuestas al humo se cultivaban junto a células madre mesenquimáticas, el nivel de muerte celular reducía, insinuando un efecto protector de las células madre. Además, detectaron que las células madre transferían mitocondrias hacia las células dañadas, restaurando su función.

En otros estudios, muestran también que las células madre han sido administradas a pacientes con EPOC, las que han demostrado ser seguras y que mejora la calidad de vida de los pacientes, tal como fue demostrado en una investigación realizada por la empresa Osiris Therapeutics Inc, con su producto Prochymal que el año 2013 en que se reclutó a 62 pacientes a los que se le administró dosis de 100 millones de células madre vía intravenosa.

“No nos cabe duda de que los avances clínicos evidenciados por este tipo de células madre mesenquimáticas alcancen prontamente el éxito que hoy tienen las células madre hematopoyéticas que sirven para el tratamiento de más de 90 enfermedades relacionadas con la sangre, como las leucemias, anemias, linfomas y algunos desórdenes inmunológicos, siendo una real alternativa de vida para quienes padecen este tipo de patologías”, explica el director médico de VidaCel, Dr. Alejandro Guillof.

Asimismo, “a nivel mundial, se han invertido cifras millonarias en medicina regenerativa e investigaciones sobre el uso de células madre en distintas patologías. Los avances médicos relacionados con el uso de células madre han sido reconocidos por las revistas científicas más importantes del mundo, como Nature y Scientific American”, enfatiza Guillof.

Se necesitarán más ensayos, pero según los investigadores, los resultados podrían “pavimentar el camino para una terapia basada en células para pacientes con enfermedades pulmonares crónicas como la EPOC y el asma”.