.
.

.

Capitalización de TVN: mensaje es despachado a tercer trámite


Durante dos sesiones se sometió a votación la existencia de un canal cultural e infantil, denominado señal 2; se aclaró la fiscalización de parte de Contraloría y se respaldaron con votación dividida los montos para la capitalización para TVN, entre otras normas que estaban pendientes.

En doble jornada el Senado despachó a la Cámara de Diputados, en tercer trámite constitucional, el proyecto que modifica la ley 19.132, de Televisión Nacional de Chile.

Cabe recordar que en sesión anterior ya se habían despachado las normas que contaban con la aprobación por unanimidad de las Comisiones de Transporte y Telecomunicaciones y la de Hacienda, instancias que revisaron el texto legal.

Por acuerdo de Comités se decidió realizar tres votaciones: la que autoriza contar con una señal televisiva especial, denominada señal 2 o señal cultural (que requería quórum); la reapertura del debate para la fiscalización de la Contraloría respecto al canal estatal y los artículos transitorios, referidos a la capitalización, todas estas fueron respaldadas por mayoría. Luego se dio paso a las votaciones de los artículos que estaban pendientes, entre otros, sobre el directorio y sus requisitos.

Durante el debate quedaron en evidencia las diferencias existentes en el hemiciclo; por una parte quienes aprobaron todas las normas argumentando la necesidad de contar con un canal estatal y entregar los recursos como un “salvataje a una empresa estatal y la creación de un canal cultural que debe existir por exigencia de la ley”, argumentaron los senadores.

Por otro lado, se esgrimió que -si bien están de acuerdo con un canal del Estado- “es irresponsable entregar esta alta suma de recursos, sin contar con un compromiso y la claridad de en qué serán utilizados”, asimismo, se cuestionó que se ponga en marcha una segunda señal, sin antes “estabilizar económicamente a TVN”.

SEÑAL 2

La denominada señal 2 fue aprobada por 21 votos a favor, 12 en contra y 1 abstención y para este punto intervinieron los senadores Isabel Allende, Hernán Larraín, Andrés Allamand, Rabindranath Quinteros, Lily Pérez San Martín, Felipe Harboe, Jacqueline Van Rysselberghe, Carolina Goic, Alejandro García Huidobro, José García Ruminot, Carlos Montes, Alfonso De Urresti, Jorge Pizarro, Guido Girardi, Pedro Araya, Juan Pablo Letelier, Alejandro navarro, Alejandro Guillier, Juan Antonio Coloma y Francisco Chahuán.

Con el respaldo se permitirá que Televisión Nacional de Chile, mientras cuente con una concesión, deberá transmitir, mediante una señal televisiva especial y distinta de la principal, contenidos educativos, culturales, tanto en su dimensión nacional como regional y local, tecnológica, científica e infantil.

Esta señal deberá destinarse íntegramente a la transmisión de los referidos contenidos, especialmente de aquellos de producción nacional, y deberá cumplir las mismas condiciones de cobertura que su señal principal.

ALLENDE:

“Se requiere tener la única TV pública con las misiones y definiciones claras, además de un modelo sustentable y competitivo. Y se ha hecho un tremendo esfuerzo y se podría decir que estamos recuperando los números para una tv que va camino a su fortalecimiento (…) Tiene la más alta cantidad de horas culturales, por eso creo que corresponde el voto positivo”.

LARRAÍN:

“El Senado debe actuar con mucha responsabilidad, particularmente cuando existe un alto costo financiero, con una economía paralizada y un presupuesto acotado (…) No podemos votar la plata de los chilenos. (…) Planteamos postergar el inicio de la señal 2, mientras el canal alcanza el equilibrio, no estamos contradiciendo la existencia de una señal pública, estamos actuando con responsabilidad”.

ALLAMAND:

“Todos somos partidarios y valoramos la existencia de una tv pública, pero existe divergencia con el estado actual de TVN. No es novedad que el canal está quebrado. (…) Pedimos un compromiso del directorio para ser responsable con la entrega de recursos y nos indiquen cómo se gastaría la plata, pero fracasó. Con respecto al canal cultural lo lógico sería que quede condicionado”.

QUINTEROS:

“Hoy TVN debe competir en formatos y contenidos con la empresa privada para financiarse, limitando los espacios culturales. A la vista de los datos, para una estación de tv que debe competir por el rating, vale más un rostro famoso que un contenido importante (…) Tenemos la oportunidad de una señal científica y cultural, pero se esgrime que no está en condiciones económicas, pero lo que hay detrás es la resistencia de entregar recursos por el presupuesto”.

PÉREZ SAN MARTÍN:

“No está en cuestión la existencia de un canal público, pero llama la atención la inversión en la segunda señal (…) Son unos US$17 millones en algo que no se entiende. (…) El otro punto es el plan de retiro programado, unos US$8 millones que son para quién, para la plana mayor, qué pasa con los trabajadores a honorarios, no puedo ser partícipe de esto con otras tantas prioridades”.

EXISTENCIA DE CANAL CULTURAL

HARBOE:

“¡Ahora la derecha nos dice que no debemos tener un canal cultural! (…) Los mismos que están acá aprobaron la tv digital y le están diciendo a TVN que no podrían contar con una señal cultural e infantil (…) Aquí hay una agenda encubierta, quieren debilitar TVN, porque no quieren beneficiar a la tv pública. Esto afectará a los trabajadores, es una irresponsabilidad”.

VAN RYSSELBERHE:

“Las teorías conspirativas son un exceso de imaginación; aquí nadie ha cuestionado que exista una tv pública, pero decimos que sea viable. (…) Además señalamos que estábamos disponibles para ayudar a TVN, pero siempre y cuando nos dijeran cómo van cambiar y qué medidas concretas se tomarán. Apoyar esto es una irresponsabilidad”.

GOIC:

“Cómo se salva un canal que tiene que seguir existiendo, con una señal que debe llegar a todas las regiones y ahí lo más determinante para respaldar es la reunión con los trabajadores y sindicatos. 1037 trabajadores y sus familias, que han levantado este canal y que comparten las críticas a la gestión, pero también el deber de avanzar hacia una modernización. (…) La señal cultural es una obligación de la ley”.

CHAHUÁN:

“Si este auxilio no llega es probable que el canal tenga que cerrar en los próximos años. (…) Le pedimos a TVN que este no sea un saco roto, los recursos públicos hay que cuidarlos y asegurar los contenidos locales. (…) No queremos el cierre de los canales regionales, que es justamente la función pública que tiene (…) pero espero que los recursos sean fiscalizados”.

CONTRALORÍA PODRÁ FISCALIZAR

Al comienzo de la Sesión de la tarde, se aprobó la reapertura del debate sobre la fiscalización de la Contraloría, respecto al canal estatal, solicitado por el Comité de RN. Con esto se aclara que la instancia podrá ejercer claramente su función fiscalizadora, manteniendo su rol y objetivo fundamental, tala como manifestaron los senadores PizarroColoma y que fue ratificado por la Ministra Paula Narváez.

CAPITALIZACIÓN

Por 19 a favor y 7 abstenciones se aprobaron los artículos transitorios referidos a la capitalización del canal, con lo que se autoriza al Ministro de Hacienda para que, mediante uno o más decretos efectúe un monto total de hasta $47.000.000.- de dólares, los que se financiarán con activos financieros disponibles en el Tesoro Público. Dicho aporte extraordinario de capital estará destinado a financiar exclusivamente los proyectos de inversión que se identifiquen y sólo podrá ser entregado una vez que la empresa informe al Ministerio de Hacienda el Presupuesto de Inversiones.

Asimismo, se autoriza el presupuesto de la nueva señal, con un aporte extraordinario de capital a TVN, por un monto total de hasta $18.000.000 de dólares.

Durante el debate, el senador Larraín insistió en su argumentación de que se debe actuar “con responsabilidad al otorgar estos recursos. (…) Aquí se ha señalado que nuestra intención es privatizar el canal y de rechazar la señal estatal, pero esto es casi un agravio. (…) Se está procediendo de una manera irresponsable, sin hacerse cargo de los cambios y nuevos formatos, para financiar a una televisión de manera distinta”.

Por su parte, el senador Girardi manifestó que comparte la necesidad de una TV pública que promueva valores, inclusión y convivencia sustentable, “el problema es que el modelo de tv por el cual se optó es distinto, es un modelo financiado por los avisadores”, precisó. Con respecto a una tv cultural indicó que hay un gran desafío.

Haciéndose cargo de las opiniones suscitadas durante la sesión, el senador Espina aclaró que “se ha sostenido -sin fundamento- que quienes estamos en oposición estamos oponiéndonos a que exista una tv pública, somos partidarios de ella, pero pedimos que se nos diga cómo se van a invertir los recursos”.

A su turno, el senador Navarro advirtió que los argumentos presentados, “son los mismos que cuando quisimos capitalizar Enap o Codelco”. Según el legislador se argumenta que se quiere una tv pública, “pero vamos a votar en contra de poder darle una mano para que esta tv sobreviva. (…) Yo votaré a favor para que la podamos perfeccionar”.

Luego, el senador Quinteros hizo un recuento de los diferentes argumentos expuestos durante la jornada y enfatizó que “TVN es estratégica, no se puede hablar de financiamiento sin hablar de su rol. No podemos prescindir de ella”.

Para el senador Allamand es importante “reafirmar que somos partidarios de la tv pública (…) y me sorprende que no hemos escuchado ni una sola palabra crítica de la gestión del canal en estos 4 años (…) Ante la falta de compromiso nos vamos a abstener”.

El senador Harboe insistió en que “hay que ser coherentes. Los que dicen que están de acuerdo con la tv pública, no quieren hacer su salvataje y pareciera que quisieran quebrarla y que se privatice, yo no estoy disponible en eso”.

Por último, el senador Ignacio Walker argumentó que “si se niega esta capitalización se corre el riesgo de que el canal desaparezca, esto es más que un salvataje financiero”. Asimismo, enfatizó que “se ha dicho hasta el cansancio dónde se utilizarán los recursos… ¿qué más queremos?”.

DIRECTORIO, REQUISITOS Y VOTACIONES SOBRE REDACCIÓN

Al terminar las tres votaciones acordadas, se dio paso a votaciones sobre directorio, que permite a un director de libre designación y remoción por parte del Presidente de la República, cuya idoneidad garantice el debido pluralismo en el funcionamiento de la empresa, y que se desempeñará como Presidente del directorio, lo que contó con el respaldo de 17 a favor y 1 en contra.

Par este punto el senador Navarro señaló que extraña la existencia de un director de los trabajadores, tal como existe en otras empresas del Estado.

Además se sometió a escrutinio los requisitos para ser director, lo que se respaldó por unanimidad.

Luego se sometió a votación la modificación realizada por la Comisión de Hacienda respecto de los requisitos para ser director de TVN, en los cuales se modificaron los vocablos “o” para que no hubiese requisitos excluyentes, lo cual fue aprobado por 20 votos a favor.

Junto a esto, se modificaron inhabilidades para poder ser director del canal, y se aprobó por unanimidad agregar  el párrafo que establece que será una restricción  haber sido condenado por delito que merezca pena aflictiva o que signifique la inhabilitación perpetua para desempeñar cargos u oficios públicos, por delitos tributarios, por delitos contemplados en la ley N° 18.045, del mercado de valores, o por violencia intrafamiliar constitutiva de delito conforme a la ley N° 20.066.

Asimismo se aprobó, también por unanimidad, la modificación realizada por la Comisión de Hacienda que incluye que serán aplicables los incisos segundo y cuarto del artículo 11 de la ley N° 18.196 de normas complementarias de la administración financiera, personal y de incidencia.

Por último, por unanimidad fue aprobado agregar la oración “libre recepción” al artículo 37 del proyecto de ley.  De igual manera, fueron aprobados los artículos segundo y tercero transitorios.