.
.

.

CONAF capacitó a miembros del COE y encargados comunales de emergencia sobre sistema de comando de incidentes


·       Se trata de método de trabajo que permite administrar de manera más eficiente los recursos asignados para lograr los objetivos pertinentes a una emergencia.

 Concepción, miércoles 6 de diciembre.- El Sistema de Comando de Incidentes, SCI, es un modelo basado en principios de administración que contribuye al fortalecimiento, eficiencia y eficacia de los sistemas nacionales de emergencia en más de 20 países de Latinoamérica. Se trata de un método de trabajo que desde los años 70 impulsa el gobierno norteamericano y que nació como respuesta a una serie de grandes incendios forestales en el sur de California. Es así como la Corporación Nacional Forestal, CONAF, y la Oficina Nacional de Emergencias, ONEMI, han estado implementando esta técnica de trabajo en todo el país de modo de fortalecer las labores de emergencia de todos los servicios y entidades que componen el Sistema de Protección Civil.

En este marco es que la mañana de este miércoles se realizó, en Concepción, un taller de inducción sobre esta temática dirigida a los organismos integrantes del Comité Operativo de Emergencias regional y encargados comunales de emergencias de la Provincia de Concepción. El taller estuvo a cargo de la ingeniero forestal costarricense María Luisa Alfaro, quien se desempeña como consultora y asesora en los componentes de SCI y Manejo Integral del Fuego para América Latina y el Caribe, dependiente de la Oficina de Asistencia para Desastres del gobierno de Estados Unidos, y desde hace unos años colabora con CONAF en esta materia.

En la oportunidad, explicó que lo que busca el sistema es garantizar la seguridad del personal que trabaja en una emergencia, el logro de los objetivos tácticos para superarla y el uso eficiente de los recursos.

Junto con ello, detalló que este sistema se basa en principios administrativos que busca mejorar la eficacia y la eficiencia de diversos tipos de instituciones. Estos principios permiten asegurar el despliegue rápido, coordinado y efectivo de los recursos y minimizar la alteración de las políticas y procedimientos operativos propios de cada una de las instituciones que responde.

“En Chile venimos hace cuatro años trabajando este sistema, en el momento en que CONAF tomó la decisión de implementarlo, y desde ahí en adelante se ha avanzado. Y bueno, a raíz de la emergencia y del aprendizaje que hubo durante la temporada pasada, realmente hubo muchas lecciones aprendidas, de manera que se vio la necesidad de un fortalecimiento mucho mayor y de iniciar desde el nivel directivo hacia abajo el sistema comando de incidentes”, explicó la experta.

Respecto a la implementación de este modelo de trabajo por parte del Gobierno, tanto en la Corporación como en ONEMI, Alfaro la calificó como un gran avance, sobre todo porque se han estado integrando paulatinamente el resto de los organismos que trabajan durante una emergencia. “Eso para mí hoy en día es uno de los grandes logros, ya que dentro de la línea estratégica que estableció el Gobierno está la implementación y el fortalecer las capacidades de todos los actores para aprender a trabajar y unir esfuerzos juntos. Yo creo que esto es un orgullo para los chilenos”, destacó.

Por su parte, el director regional de CONAF, Sergio Valdés, valoró la presencia de María Luisa Alfaro en Concepción, sobre todo porque “nos ha apoyado en el desarrollo de esta temática, tanto a los directivos de la Corporación como también a nuestro personal que se desempeña en el Departamento de Protección contra Incendios Forestales. Además, ha aprovechado de ayudarnos a impartir capacitación principalmente hacia los integrantes del Comité Operativo de Emergencias regional, a fin de que vayamos conociendo los conceptos y continuar avanzando en la implementación del SCI que pude ser muy eficiente para combatir cualquier tipo de emergencia, y en particular los incendios forestales”.

La jornada contó con la presencia de la directora regional de ONEMI, Gilda Grandón, y congregó a cerca de 50 profesionales representantes de la Armada, Gendarmería, PDI, Gobernación, MOP, empresas forestales y encargados comunales de emergencia de la Provincia de Concepción.