.
.

.

Declaración Pública de la Democracia Cristina


La prensa de estos últimos días ha publicitado la decisión de varios militantes de nuestro partido- La Democracia Cristiana – de no asumir el acuerdo del Consejo nacional del Partido, y, de la opinión de nuestra candidata para respaldar al candidato Alejandro Guillier, y además, la eventual renuncia como militantes después de la elección.

Ante esto –sin otra autoridad, sino más que nuestra longeva militancia, siempre disciplinados – rechazamos tajantemente este acto.  Al Partido se entre por voluntad y selección  y se sale cuando se desee.  Las puertas están abiertas.  Insistimos que  una búsqueda del centro político es una decisión que sólo las instancias partidarias pueden resolver.

Anunciar una eventual renuncia porque sí y ante sí, es una soberbia que el Partido no merece y nadie puede agraviarlo de esa manera.

Por lo anterior, le solicitamos a la Mesa Nacional que tome las medidas  del caso e ilustre a todos los militantes en lo que debe hacerse porque no hay militante de primera clase o de segunda clase.