.
.

.

Chile y Cuba realizan seminario para seguir impulsando comercio e inversiones


La Habana, 8 de enero de 2018.- Con las palabras iniciales de la Presidenta Michelle Bachelet, se realizó el seminario “Perspectivas del comercio e inversiones: Chile-Cuba”, en el Hotel Nacional de la ciudad de La Habana. El encuentro, también contó con la participación del ministro de Economía, Jorge Rodríguez Grossi, y de la directora general de la Direcon, Paulina Nazal, quien presentó el estado actual de las relaciones bilaterales así como las oportunidades comerciales que se abren gracias a las mejoras concretadas en el acuerdo comercial (ACE 42).

El seminario abordó de manera especial el trabajo regulatorio que se está llevando a cabo entre las autoridades de salud de ambas partes para potenciar al sector medicamentos para lo cual asistieron representantes del ISP, del Colegio Médico, hospitales, académicos y de la industria farmacéutica, quienes se reunieron con sus pares cubanos y realizaron visitas técnicas.

En su discurso, la Presidenta Bachelet recordó que en noviembre de 2014, un mes antes del anuncio de diálogo entre Cuba y Estados Unidos, y que propició la reanudación de las relaciones diplomáticas entre ambos países, la Cancillería chilena organizó la primera misión público-privada en Cuba.

“El nuevo régimen de facilidades y seguridad jurídica al inversionista y, muy especialmente, la Zona Especial de Desarrollo de Mariel, han abierto interesantes oportunidades para ampliar los negocios entre nuestros países”, comentó la Jefa de Estado.

Luego de la visita del año 2014, en septiembre de 2015, se concretó la segunda Misión Público-Privada encabezada por el ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Heraldo Muñoz. En dicha ocasión, se llevó a cabo el evento Sabores de Chile y se suscribió el 3° Protocolo Adicional al ACE 42, que contiene una mejora importante en materia de acceso a mercado, entre otras medidas. Finalmente, el pasado 12 de diciembre de 2017, se realizó la V Reunión de la Comisión Administradora del ACE 42 entre Chile y Cuba, celebrada en La Habana, con un positivo balance ya que se consolidaron los resultados alcanzados con la ampliación y profundización de las preferencias arancelarias, además de acordar avanzar en materias de inversiones y servicios.

Comercio e inversiones

Las relaciones económico comerciales entre Chile y Cuba se rigen por el Acuerdo de Complementación Económica Nº 42 Chile-Cuba, vigente desde agosto de 2008.

“La Comisión Administradora del Acuerdo se ha reunido en cinco oportunidades logrando una ampliación y profundización del ACE42. Dado el interés de ambos países, y como resultado de la V Comisión Administradora celebrada en diciembre 2017, es probable que podamos avanzar en su modernización, en materia de servicios e inversiones”, explicó Paulina Nazal en el seminario.

Durante el año 2016, las exportaciones chilenas alcanzaron los US$35 millones. Las principales exportaciones desde Chile, se concentraron en alimentos y bebidas, entre ellos, jureles enteros congelados (15%), leche en polvo (9%), trozos de pavo (8%), mezclas de vino (6%) y carne de bovino congelada (5%), entre otros.

De acuerdo a la información disponible, la inversión chilena materializada en Cuba, durante el período 1990-diciembre 2016, totaliza alrededor de US$52 millones, radicados íntegramente en el sector servicios, sin embargo destaca el reciente proyecto aprobado de Colas Negras de explotación de hierro, entre la empresa chilena RM Asesorías, y la empresa cubana Comercial Caribbean Nickel.

“En materia de promoción, hemos participado en el Festival Internacional Varadero Gourmet 2017 y en tres misiones comerciales relacionadas a los vinos, frutas frescas e industria forestal. Asimismo, Chile participó nuevamente en la versión XXXV de Feria Internacional de La Habana con un pabellón país de 345 m2 con la presencia de siete empresas chilenas radicadas en Cuba”, explicó Nazal.

Finalmente, los años 2016 y 2017 la Direcon ejecutó el proyecto Intercambio institucional entre Cuba y Chile en materias económicas y comerciales, que contó con cuatro actividades, dos en Chile y dos en Cuba. En estas actividades, profesionales de ambos países intercambiaron información y buenas prácticas en las disciplinas comerciales señaladas, logrando un traspaso de conocimientos mutuos.