.
.

.

Comunicado a raíz de la querella interpuesta por la gobernación de Ñuble en contra de personas involucradas en la toma en faenas de la empresa Hidroñuble


 

Mediante el presente comunicado, el movimiento social Ñublelibre de San Fabián respalda las acciones en las que miembros de la comunidad ingresaron a las faenas del proyecto Hidroñuble y cuestiona el ingreso de la querella ingresada por el Gobernador de Ñuble Álvaro Miguieles por desórdenes púbicos contra “quienes resulten responsables”.

Se procede a aclarar los hechos de ese día:

El día 22 de Enero por la tarde, un grupo de vecinos de la comuna ingresaron a las faenas en sector bocatoma, con el objeto de hacer público que el proyecto Hidroñuble desde el mes de Abril realiza trabajos fuera de los plazos establecidos en su Resolución de Calificación Ambiental, irregularidad denunciada hace 9 meses en la Superintendencia de Medio Ambiente y sin que ésta  haya tomado medida alguna, mientras las obras y los impactos persisten.

La impotencia, la sensación de abandono  y desamparo por parte de la institucionalidad para con la comunidad sanfabianina fue el gatillante para realizar esta acción mediática y simbólica, que además contempló el ingreso de cartas a la superintendencia de medio ambiente regional y nacional describiendo la situación irregular en la que se desarrolla el proyecto.

El ingreso a las faenas, al contrario de lo  que se expresa en la querella presentada, no obstruyó la vía pública, fue pacífica, sin mediar violencia alguna ni “amedrentamiento”, contó con la presencia y supervisión de carabineros. La forma tendenciosa de presentar los hechos busca desvirtuar los acontecimiento y criminalizar una acción simbólica y pacífica.

Nos entristece enormemente el actuar de gobernación, puesto que justificándose en que los vecinos “están lesionando el estado de derecho”, parece olvidar que estos mismos vecinos llevan años solicitando que gobernación  esté de su parte ante el sin fin de “lesiones del estado de derecho”  que la comunidad ha sufrido por parte de los proyectos Hidroñuble y Punilla.

Resulta insostenible esta situación en la que el estamento político toma partido por estos proyectos en desmedro y abandono de las comunidades. ¿Cuál está siendo el rol de la gobernación y del estado en general, más que ser un facilitador de estas inversiones privadas imponiendo su poder sobre la legislación, los procesos limpios,  la integridad de funcionarios públicos y las comunidades?

El proyecto Punilla está entrando en una fase crítica, donde cada día se amenaza a los arrieros de la cordillera con su expulsión inminente, siendo que aún no se han cumplido las condiciones mínimas de garantía  para los expropiados. En este contexto, es claro que la acción de gobernación se trata de una genuina medida para amedrentar a los sanfabianinos. Nos están diciendo: “si salen a la calle, tendrán problemas; no importa si tienen la razón, no importa si su reclamo es legítimo, si salen a la calle tendrán problemas”. Con la balanza de poderes planteada de esta forma, solo nos queda convocar a los medios y a los ciudadanos que estén dispuestos a contrapesar los abusos, con organización y solidaridad, y emplazando a nuestras autoridades a legislar y gobernar con objetividad, sin influencias por el poder del lobby político-económico como actualmente ocurre.

Movimiento social en defensa de río Ñuble, Ñuble Libre.