.
.

.

Congreso aprueba ley que reduce la velocidad urbana de 60 a 50 km/hr y podría bajar hasta en 25% las muertes por siniestros viales


 

  • El Seremi Jaime Aravena, valoró la votación del proyecto, que iguala a Chile a estándares de la OCDE.
  • Durante el 2017, en la Región del Biobío, el 25% de las víctimas fatales se debió a velocidad imprudente o la pérdida de control del vehículo, lo que corresponde a 57 fallecidos de un total de 225.

Con 114 votos a favor y ocho en contra, hoy se convirtió en ley la iniciativa que permitirá reducir la velocidad máxima en zonas urbanas de los actuales 60 km/h a 50 km/h. Para su implementación sólo basta la publicación en el Diario Oficial.

La medida es crucial para la seguridad de tránsito de nuestro país, principalmente a favor de los usuarios vulnerables como los peatones y ciclistas que representan el 42% de las víctimas fatales.

Hasta hoy Chile es el único país de la OCDE con una velocidad máxima urbana mayor a los 50 km/h y uno de los dos que observó aumentos de la mortalidad en siniestros viales, dentro del periodo comprendido entre 1995 y 2007.

El Seremi de Transportes y Telecomunicaciones, Jaime Aravena, señaló que esta baja generará una diferencia, ya que el 30% de los accidentes fatales está asociado a la velocidad con lo cual es la principal causa de muerte en el tránsito en nuestro país.

“La experiencia muestra que una reducción de 10 km/h en la velocidad promedio puede llevar a una reducción de hasta un 30% en accidentes con lesionados o fallecidos. Es decir, puede ser la diferencia entre la vida o la muerte”, destacó Aravena.

Para lo anterior, el Gobierno impulsa la creación de un centro automatizado para detectar infracciones de tránsito mediante telerradares. Con eso se estima que aumentará la capacidad fiscalizadora (hoy Carabineros detecta de 3 cada 10 mil faltas) y se generará un efecto disuasivo que podría reducir hasta en 40% las muertes por accidentes, como se ha observado en países que han implementado sistemas de cámaras, como Francia o España.

El aumento de la velocidad legal máxima en zona urbana se implementó en 2000. El cambio significó, al año siguiente, un 29% de aumento de los accidentes urbanos y un 25% de aumento de los fallecidos. Por este antecedente, se estima que la baja podría generar hasta 25% de reducción en las muertes o lesiones graves por siniestros viales.

 

Cifras regionales a considerar

  • Durante el año 2017, se registraron en la región 11.774 siniestros de tránsito, dejando como consecuencia a 225 fallecidos y 8.851 lesionados de distintas consideraciones.
  • Durante el 2017, el 25% de las víctimas fatales se debió a velocidad imprudente o la pérdida de control del vehículo, lo que corresponde a 57 fallecidos.
  • La velocidad imprudente se establece como la segunda causa de muerte en accidentes de tránsito en 2017 en nuestra región, después de la imprudencia del peatón. El tercer lugar lo ocupa la imprudencia del conductor.
  • El año 2017 se registraron además 1.161 siniestros de tránsito por velocidad imprudente y un total de 1.309 lesionados.
  • Durante la última década, a nivel nacional,  la “velocidad imprudente y pérdida de control del vehículo” fue la primera causa de muerte en siniestros de tránsito con 4.454 fallecidos en total.