.
.

.

Continúa ciclo de visitas pastorales: Comunidades de la parroquia de Chillán Viejo compartieron con el obispo


 

Pese a las inclemencias del tiempo durante este fin de semana, ello no fue impedimento para que el obispo Carlos Pellegrin, continuara con su ciclo de visitas pastorales a parroquias iniciado a fines de mayo pasado en el sector Los Volcanes de Chillán.

En esta segunda visita le correspondió a la parroquia San Bernardo de Chillán Viejo recibir al pastor diocesano durante tres días, comenzando el viernes por la tarde en la misma sede parroquial con diversos grupos de adultos con quienes dialogó para luego celebrar una misa.

Acompañado siempre por el párroco de Chillán Viejo, el Pbro. Fernando Varas, el obispo no sólo participó de las actividades propias de una parroquia, sino que además visitó a ciertas instituciones no eclesiales, como fue el caso de Carabineros de Chile desde temprana hora del sábado. Luego entregó el sacramento de la unción de los enfermos a los adultos mayores que son atendidos en el nuevo Hogar de Ancianos San Bernardo.

La visita pastoral también dio cabida para que el obispo conociera del cerca el trabajo de artesanos y de algunos emprendedores, como ocurrió a varios kilómetros al sur de comuna histórica, en el sector rural Los Colihues, donde además pudo bendecir la nueva “Capilla Ntra. Sra. del Carmen” tras presidir la eucaristía.

Reconociendo con dolor la actual crisis de la Iglesia, el padre Fernando Varas manifestó que “cada uno de los miembros de la Iglesia, somos templos vivos, y entonces hoy día tenemos que sufrir y lamentar lo que acontece, pero debemos tener esperanza. Con la visita pastoral hemos aprendido que tenemos que levantar cabeza y salir adelante, como lo hemos hecho con esta capilla para este sector que no tenía un lugar de culto”, señaló muy contento el sacerdote, quien en la actualidad atiende a un total de 13 comunidades.

Para el pastor de Ñuble estas instancias de compartir, permiten “acercar al obispo a las comunidades y viceversa, donde se dialoga y se abordan los más diversos temas, incluyendo obviamente la situación de crisis que estamos viviendo. El encuentro entre hermanos nos hace renovar la confianza de que el Espíritu Santo está con la Iglesia y que estos momentos de prueba, de purificación, de limpieza también, son momentos de gracia, son la visita de Dios”, subrayó.

La Visita Pastoral también consideró conversaciones y encuentros con los jóvenes, tanto con grupos de scout, como con los de EJE por tarde del sábado, cerrando la jornada con una cena en la comunidad Capilla Ntra. Sra del Pilar, en el sector Gacitúa. El domingo, estuvo marcado por nuevas instancias de diálogo que protagonizaron los grupos de catequesis, luego el obispo presidió la misa de cierre, para finalmente concluir con un almuerzo junto a la comunidad de la Capilla Ntra. Sra. de la Luz.

La próxima visita misionera, se llevará a cabo entre el viernes 29 de junio y el domingo 1 de julio en la parroquia Sto. Domingo.