.
.

.

Liceo Narciso Tondreau celebró su 165° aniversario con emociones y premios


 

  • Con orgullo, el emblemático establecimiento superó las dificultades de la lluvia e inició la jornada con un acto al aire libre y un desfile. Tras ello, las autoridades locales acompañaron la ceremonia oficial.

La lluvia que cayó desde temprano sobre Chillán el miércoles 16 de mayo, no fue capaz de mermar el entusiasmo de la comunidad del Liceo Narciso Tondreau, por celebrar su 165° aniversario. Directivos, alumnos, asistentes de la educación y exliceanos participaron desde temprano en las actividades especialmente preparadas para la fecha.

A contar de las 10:00 horas se desarrolló el tradicional acto en que los liceanos rinden homenaje a su alta mater. Posteriormente, se alinearon en un desfile que transitó por las calles céntricas de la ciudad, y que culminó con una ofrenda floral a la estatua de Bernardo O´Higgins en la Plaza de Armas.

La banda de guerra del Liceo Narciso Tondreau tuvo a su cargo marcar el ritmo del desfile. Su ensayo riguroso quedó de manifiesto en la actividad, bajo la dirección del monitor Cristian Jara.

La ceremonia central se desarrolló a las 12:00 horas, en el gimnasio del liceo, especialmente decorado para la ocasión. Estuvo encabezado por la presencia del alcalde Sergio Zarzar, a quien acompañaron los concejales Brígida Hormazábal, Patricio Huepe y Juan López, además de Juan Sáez, en representación de la Dirección Municipal de Educación (Daem).

Para el director Clemente Narciso Llanos, la instancia fue un buen momento para celebrar las decisiones que se han tomado para el fortalecimiento de este recinto, que ha graduado a tantas y tan distinguidas generaciones de chillanejos. Por lo mismo, confesó que no es fácil estar a cargo de una institución que trata de recuperar su prestigio.

“Este gran enemigo que tiene el liceo o la educación pública es precisamente esta segregación. Yo creo que el liceo ha unido sus almas una vez más, para potenciar la educación pública y volver a este liceo, donde siempre ha debido estar. Estamos dando señales fuertes. El crecer el 20% de matrícula yo creo que es una señal que nos da energía, nos da oxígeno para decir que estamos en el camino correcto”, expresó.

 A su vez, el alcalde Sergio Zarzar manifestó una gran conexión con este establecimiento, pues está consciente del enorme aporte que ha tenido en la conformación de la identidad chillaneja.

“Yo valoro los 165 años de este liceo emblemático, tradicional e histórico. Porque gran parte de la historia de Chillán en sus 438 años está escrita aquí, con estos hombres y también hoy día mujeres, que han egresado de las aulas. Qué bonito ver a tantos exalumnos que han materializado un reconocimiento a sus profesores”, pronunció.

Distinciones a funcionarios

La ceremonia propició la entrega de reconocimientos a miembros del equipo liceano, por su larga permanencia en las labores. Este año la recibió el profesor René Wall (43 años de servicio), el inspector Juan de Dios Rivera (32 años de servicio) y Patricio Sandoval (20 años de servicio).

A ellos se sumaron los reconocimientos que la generación de 1982 compartió con quienes fueran sus profesores antaño: la profesora María Isabel Casanova y al profesor César Labra.

Alejandro Barra tomó la palabra en su representación. Desde hace cuatro años se unieron para otorgar un beneficio a los actuales alumnos, lo que incluso desde este año se ha replicado en otros establecimientos.

“Es un orgullo tremendo el ser partícipe de esta ceremonia, pero principalmente en la obra que estamos haciendo y que complementa toda esta educación que se nos ha entregado en el tiempo. Nosotros manifestamos a través de la Beca Mario Castro devolviendo esa gratitud y reconocimiento”, dijo.

En marzo pasado, esta generación de estudiantes entregó la primera cuota a cinco alumnos de IV Medio que merecen un apoyo económico. En julio entregarán la segunda cuota, mientras que la última en diciembre.

Número artístico

La ceremonia contó con la Banda Instrumental del Liceo Narciso Tondreau, a cargo del profesor Nelson Rozas. Interpretaron la canción nacional y el himno del liceo. A su vez, también se presentó el Taller Experimental de Música que encabeza el profesor Luis Ossa.