.
.

.

Novedosa sala de simulación clínica favorecerá la práctica de funcionarios de la red de salud regional


 

El nuevo espacio tecnológico permite recrear procedimientos y técnicas complejas que favorecen el desarrollo de las competencias y habilidades de alumnos y personal de salud de Ñuble.

Una reanimación cardiopulmonar, la aplicación de una técnica de cuidado de enfermería en pacientes críticos o la administración de medicamentos por diferentes vías, son algunas de las situaciones que se podrán recrear en la nueva Sala de Simulación Clínica del Hospital Clínico Herminda Martín (HCHM), ubicada en el segundo piso del recinto asistencial, sobre la Unidad de Emergencia.

El Director (s) del Servicio de Salud Ñuble, Ricardo Sánchez destacó que esta sala permite la capacitación continua, brindando las mejores condiciones para la formación de los equipos de Salud asegurando que “el espacio está completamente equipado para que funcionarios como internos de las distintas carreras de la salud practiquen en un ambiente controlado, desarrollando competencias técnicas y habilidades blandas, que no pueden ser aprendidas solo de manera teórica, y que se refuerzan mediante una estrategia de aprendizaje didáctico ensayando escenarios clínicos de diversa complejidad”, sostuvo.

A su vez, el directivo enfatizó que ésta es una buena herramienta de evaluación y certificación de competencias y habilidades de cada uno de los funcionarios de la red salud y también de los postulantes a algún cargo clínico dentro del Hospital de Chillán, donde hace algún tiempo, previo al reclutamiento del personal clínico se realiza un examen práctico para demostrar sus capacidades y destrezas profesionales y técnicas.

 

TECNOLOGÍA AL SERVICIO DE LA SALUD

La nueva dependencia está implementada con camillas, salidas de aire, oxígeno y aspiración, cunas de procedimientos, monitor desfibrilador, bombas de aspiración, fantomas, entre otros implementos que otorgan realismo y familiarización con una sala de hospitalización.

Según expresó el Director (s) del Hospital local, Dr. Ricardo Vásquez Sandoval, éste es un importante avance del principal centro de salud de la Región, que cumple su rol docente asistencial favoreciendo la capacitación de profesionales y de los estudiantes del área,  pues ellos “pueden repetir sistemáticamente procedimientos en cada simulación obteniendo un aprendizaje inmediato y mejorando habilidades como el trabajo en equipo, lo que genera mayor confianza en el personal clínico, ya que desarrollan competencias, corrigen y se enfrentan a situaciones que pueden ocurrir  al interior de los diversos establecimientos de salud, minimizando los eventos adversos, por ende, brindando una mejor atención oportuna y de calidad a la comunidad ñublensina”.

El costo de la implementación se realizó mayoritariamente con fondos del Programa de Formación de Especialistas de atención primaria, que fueron financiados mediante licitación pública, alcanzando una inversión total de 55 millones de pesos. En tanto, para las modificaciones de la planta física se utilizaron recursos del HCHM, valorizados en un monto cercano a los 2 millones de pesos. Así también, se recibieron aportes de los Centros Formadores en Convenio.

BENEFICIOS DE LA SIMULACIÓN CLÍNICA

Tal como su nombre lo sugiere, la Simulación Clínica es  una metodología que ofrece al estudiante o profesional la posibilidad de realizar de manera segura y controlada, una práctica análoga a la que realizará en la práctica profesional y que por sus características  amplía las experiencias reales mediante situaciones guiadas por expertos.

Cada simulación, será orientada por un instructor –enfermeros/as del Servicio de Alta Resolución del Centro de Salud Familiar Violeta Parra y del HCHM- y un facilitador –funcionarios de la red: enfermeros, matrones, kinesiólogos y médicos- , quienes orientarán al equipo de 10 personas que podrán participar de los ejercicios, 5 en el escenario y los restantes para observar el procedimiento a realizar, lo que permite identificar el desempeño de las personas en una instancia posterior de análisis.