.
.

.

Obras de Goya llega a Concepción para celebrar la Declaración de Independencia


 

–       Corporación Aldea Rural  expondrá en Marzo en la Galería del Arzobispado de Concepción la colección de Tauromaquia de Francisco de Goya perteneciente a la colección privada de Pablo Guayasamin Madriñan

–       Los  cuarenta grabados llegan a Concepción para sumarse a los festejos por la declaración de independencia de Chile y coloca a la ciudad en las grandes rutas del arte del país y Latinoamérica.

En marzo llegará a Concepción  directo desde Ecuador cuarenta obras de la colección de Tauromaquia del pintor español Francisco de Goya. La Corporación Aldea Rural gracias a un acuerdo de cooperación internacional con la Familia Guayasamin  se suma de esta forma a las celebraciones de la Declaración de Independencia de Chile y coloca a nuestra ciudad en los circuitos de arte más importante de Chile y Latinoamérica.

Para Hansel Silva, Director de la Corporación Aldea Rural es una alegría poder contribuir con el desarrollo cultural del país y cumplir con la misión de la Aldea Rural de acercar el arte a regiones y a sectores rurales del país. “Comenzamos esta tarea justamente con  una exposición de Guayasamín en  Mayo del año pasado y fue tal el éxito que luego continuamos con Matta y finalmente con  una muestra  de la “ Divina Comedia “ de Salvador Dalí que alcanzo los 10 mil visitantes en un mes y fue hito cultural 2017 según Diario El Sur de Concepción”.

 La Corporación Aldea Rural  tiene como finalidad el rescate patrimonial  y el desarrollo de proyectos de carácter cultural y social desde Santiago hasta Chiloé. El año 2017 recibió un premio por su aporte a la reconstrucción patrimonial de la Fundación Proyecta Memoria y el Gobierno  Regional del Biobío.

La muestra que  cuenta con el patrocinio de la Ley de Donaciones Culturales y empresas privadas estará en Concepción 45 días y luego llegara al  Teatro Municipal de Chillan y Santiago.

La Tauromaquia

La tauromaquia es una serie de 33 grabados del pintor español Francisco de Goya, publicada en 1816. A la serie hay que añadir otras 11 estampas, llamadas inéditas por no incluirse en aquella primera edición a causa de pequeños defectos, aunque son igualmente conocidas.

La idea de Goya de dedicar una serie a la tauromaquia se remonta a principios del siglo, y fue elaborándola con lentitud, sin un plan demasiado concreto, probablemente interrumpido por la guerra. La intención inicial de Goya fue, según diversos autores, la de ilustrar algunos pasajes de la Carta histórica sobre el origen y progreso de las corridas de toros en España (1777), que Nicolás Fernández de Moratín dedicó a Ramón Pignatelli. Goya sobrepasó su idea inicial y completó la serie con hechos y recuerdos personales taurinos no aludidos en la obra de Moratín, como algunos lances famosos de corridas profesionale